Elsa Silva

Mi nombre es Elsa y tengo hoy 79 jóvenes años. Hace aproximadamente diez meses comencé a sufrir ataques de pánico y pérdida de conciencia, razón por la cual no podía vivir sola. Fue entonces que acompañada de mi hijo comenzamos a buscar un hogar que esté a la par con mis necesidades.

Primeramente fui sola al Hogar Toscana y sentí amor a primera vista. Me agradó todo: cómo fui atendida, el ambiente familiar, la armoniosa decoración de toda la casa, el jardín muy disfrutable y el trato cariñoso y alegre de todo el personal que nos hacen olvidar las “mañas”. Demás está decir que visitamos otras casas, pero como no podía ser de otra manera, la única que colmó mis expectativas fue “La Toscana”. Como en los cuentos infantiles mi familia y yo estamos felices, pues me siento bien, participo de la gran variedad de talleres y paseos que se llevan a cabo.

Como mencioné al principio, me siento más joven y ágil, además tenemos una “mascota” que se llama Lolita que muchas veces nos estimula a seguir sus juegos, cosa que me encanta.