Amelia Sardeña

Mi nombre es Amelia Sardeña y tengo 78 años. Hace dos años vine al Hogar Toscana, caminando con andador. En ese momento de mi vida estaba muy deprimida y no tenía voluntad de nada, estuve quince días en cama, no tenía apetito, no me levantaba, no quería charlar con nadie, me bañaba y me volvía acostar.

En el transcurso de los días me fui recuperando, empecé a salir del cuarto y a integrarme con los demás residentes, comencé a ir a los talleres, a salir al jardín, hacer gimnasia, me empecé a sentir como si fuera mi casa en todo ámbito. En el living siempre se generaban charlas que me hacían sentir reconfortada, ya era parte del hogar.

Gracias al apoyo del personal que fue muy dedicado conmigo, me tuvieron paciencia y sobre todo respetaron mis tiempos, me fui sintiendo parte de una familia. Hoy hace dos años que vivo en el Hogar Toscana y soy feliz, gracias al personal y a mi hijo que siempre estuvo para brindarme apoyo.